lunes, abril 22, 2024

Historia y evolución de la Inversión Ángel

Tabla de contenidos

La inversión ángel ha jugado un papel importante para las empresas que se encuentran en etapa inicial, dándoles oportunidad de crecimiento y buen retorno de inversión. Asimismo, conocer su historia nos lleva a entender con mayor claridad lo que están haciendo en la actualidad. 

¿Qué es la inversión ángel?

Un inversionista ángel, también conocido como business angel, es una persona que invierte dinero propio en una empresa emergente que se encuentra en fase inicial, con la posibilidad de obtener un retorno de inversión alto. Con este aporte ayuda a las startups a enfrentar diversos riesgos.

Dicho esto, la labor de los inversionistas ángeles no se trata de filantropía o donaciones, porque piden a cambio acciones de la empresa emergente donde han acordado invertir. El porcentaje va desde el 5 % al 10 %. 

La inversión ángel suele inyectar capital durante las primeras etapas de una startup, antes de que haya recibido una financiación significativa de otros inversores. Esto con el objetivo de impulsarlas. 

Cabe destacar, que los emprendimientos son por naturaleza extremadamente riesgosa, y solo el 11% de esos terminan con un resultado positivo. Las inversiones en cada empresa son relativamente modestas, con un promedio de $42,000, y la mayoría de los ángeles mantienen su participación en nuevas empresas en no más del 10% de sus carteras.

Origen de la inversión ángel 

El origen de la inversión ángel remonta su historia en las raíces teatrales; puesto que el término ‘‘ángel’’ fue acuñado para describir a las personas que financiaban producciones teatrales en Broadway.

No obstante, profesor William Wetzel Jr, de la Universidad de New Hampshire, en Estado Unidos, extendió el término ‘‘ángeles de negocios’’ a aquellos que invertían en proyectos empresariales, conocidos como ‘‘Inversionistas ángeles’’ en la actualidad.

Historia del crecimiento de la inversión ángel 

El interés en el mercado por la inversión ángel comenzó a crecer a finales de la década de 1950. La Reserva Federal de los EE. UU. identificó la inversión ángel como fuentes cruciales de financiamiento para empresas basadas en tecnología. 

Asimismo, los trabajos pioneros en los EE. UU. despertaron el interés a nivel mundial por los inversionistas ángeles y se realizaron estudios en Canadá, el Reino Unido, Suecia, Finlandia, Australia, Japón, Noruega y Alemania. Así, sé descubrieron muchas similitudes en las actitudes, el comportamiento y las características de los inversionistas ángeles en todos los contextos geográficos.

Según los acontecimientos de la historia, alrededor de 10 a 15 años después de la década de los 90s, la investigación sobre la inversión ángel tomó enfoques puntuales, y así es como empezaron a hablar de ángeles fundadores, superángeles, mujeres ángeles y tendencias posteriores a la crisis financiera mundial. 

La inversión ángel en la actualidad

La historia revela cómo ha evolucionado la inversión ángel, y el gran crecimiento que han obtenido en los últimos años. La Oficina de Administración de Pequeñas Empresas de USA, estima que ahora hay más de 250 000 inversores ángeles activos en Estados Unidos. 

Asimismo, estos inversores brindan financiamiento a unas 30 000 empresas por año y EE. UU. sigue siendo el mercado líder para la inversión ángel. Esto representa una ventaja potencial tanto para los empresarios como para los inversores.

Finalmente, es importante mencionar que las inversiones ángel son bastante riesgosas, ya que la mayoría de las empresas emergentes y en etapa inicial fracasan.

El estado actual de la inversión ángel se caracteriza por varias tendencias, que incluyen:

  • Mayor diversidad: hay un cambio positivo hacia una mayor diversidad en la inversión ángel, con énfasis en la financiación.
  • Centrarse en acuerdos de etapa inicial: los ángeles continuaron centrándose en invertir en acuerdos de etapa inicial en 2021, reduciendo las inversiones en rondas posteriores.
  • Rendimientos positivos: han obtenido rendimientos positivos de sus inversiones, con un rendimiento medio para las empresas que aún operan en el momento de la salida de 2.7X en 2021.
  • Alto riesgo, alta recompensa: la inversión ángel es intrínsecamente una actividad de alto riesgo y alta recompensa, que ofrece una oportunidad para que los inversores ingresen desde el principio y reclamen una participación considerable antes de que la empresa se haga rica.

Relacionados Posts